El meteorito de Fukang

meteorito_Fukang_2

El meteorito de Fukang se descubrió en el desierto del Gobi, cerca de Fukang, una ciudad situada en la región noroccidental de Xinjiang, China, en el año 2000. El meteorito, que pesaba más de una tonelada (1.003 kg), se identificó como un Palasito, un raro tipo de meteorito compuesto por metales y silicatos. Cuando se estrelló contra la superficie de la Tierra, no se podía imaginar la belleza que encerraba su interior. Al cortar el meteorito con una sierra apareció una visión impresionante. Dentro de la roca, cristales dorados translúcidos de olivino brillaban mezclados entre los reflejos plateados de una matriz de níquel-hierro, formando una crisol de gran belleza.

Mientras que la mayoría de los meteoritos están formados por un material uniforme, los palasitos son diferentes. Su interior es metálico y la superficie es rocosa. Son fragmentos de grandes asteroides capaces de generar el calor suficiente como para que se fundan por dentro. Se cree que los palasitos, que contienen una mezcla de metales y minerales, provienen del mismo borde del núcleo metálico de un cuerpo celeste y de la capa de olivino existente en su manto. De ahí su gran interés para la ciencia: son ejemplos de que así podrían ser las zonas más profundas del interior de la Tierra.

Este tipo de meteoritos compuestos por hierro-níquel y con cristales de olivino lleva el nombre de su descubridor, el científico ruso de procedencia alemana Peter Pallas, quien en 1772 encontró una muestra de este meteorito cerca de la ciudad de Krasnoyarsk, en Siberia.

meteorito Fukang_5

 

Los palasitos son extremadamente raros, incluso entre los meteoritos (sólo el 1% de todos los meteoritos son de este tipo) y el meteorito de Fukang se considera como uno de los mayores descubrimientos en el campo de los meteoritos del siglo XXI. El meteorito, de gran valor, se ha ido dividiendo en trozos, algunos parecen vitrales cuando el sol brilla a través de ellos. Los fragmentos del meteorito se cotizan entre 40-60  $/gramo. Un coleccionista anónimo posee el trozo más grande, que pesa 420 kg. Se intentó vender en una subasta en 2008, en  Nueva York por el que se esperaba conseguir 1.26 millones € , pero no se pudo vender.

El Lunar and Planetary Laboratory, de la Universidad de Arizona, situado en Tucson posee un fragmento del meteorito de unos 30 kg de peso. El laboratorio cree que es uno de los mayores descubrimientos en el campo de los meteoritos del siglo XXI. Los expertos del laboratorio de Arizona creen que los palasitos son restos de la formación de antiguos planetas. Se cree que se originaron en el interior de meteoritos intactos creados durante la formación del sistema solar hace unos 4.500 millones años y se piensa que son muy pocos ejemplares los que han sobrevivido al descenso de la atmósfera terrestre.

meteorito Fukang_4

meteorito-Fukang

Fuentes: Daily Mail, Wikipedia

Imágenes: ©Arizona Meteorite Laboratory

Esta entrada fue publicada en Astronomía, Geología y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a El meteorito de Fukang

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Francisco Nava dijo:

    Simplemente soberbio por lo bello y lo que representa para la investigación científica.

    Saludos,

  3. ¿Que mas nos puedes explicar?, ha sido Genial encontrar mas explicaciones sobre este tema.

    Saludos

  4. Adal Ramones dijo:

    bello apesar de ser una roca extraterrestre es bello la naturaleza nos da estos regalos…
    Aveces pensamos que somos los unicos en este gran e infinito cosmos..pero solo somos un pequeño punto en el infinito!

    • Savinio dijo:

      En efecto Adal, la belleza de una roca ya no es patrimonio de nuestro planeta. El universo nos muestra su infinita belleza

      Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*