El Restaurante Nadia O.F., de la donostiarra Nadia Harón, mejor restaurante de Argentina

La donostiarra Nadia Harón, propietaria del restaurante Nadia O.F. en Argentina, está brillando con luz propia en el panorama gastronómico internacional. Por un lado, porque es mujer en un mundo, el gastronómico, en el que las cabezas más visibles son masculinas. Por otro, porque Nadia es de San Sebastián.

Restarante_Haron_OF

Antes que chef, Nadia es licenciada en Farmacia por la Universidad Complutense de Madrid. Sus conocimientos le sirvieron para hacer de sus platos una mezcla de sabores, texturas y colores lograda gracias a la conjunción de técnicas tradicionales e innovaciones tecnológicas.

Harón se afincó hace unos años en el mendocino Valle de Uco, cuna del vino argentino, y comenzó su aventura el en mundo de la gastronomía en 2006 con el restaurante abierto en la bodega familiar O. Fornier. En su primer año obtuvo una Medalla de Plata del jurado de las Grandes Capitales del Vino, a la que siguieron dos medallas de Oro, lo que decidió a la restauradora a abrir su propio proyecto en febrero de 2010.

Su restaurante Nadia O.F. se ubica en una antigua casona del siglo XIX de la localidad de Chacras de Coria, cercana a la capital mendocina, a unos 1.000 kilómetros de Buenos Aires. La donostiarra ha conquistado al público argentino sirviendo a sus comensales un menú degustación de seis platos que cambia cada semana, en función de los productos de temporada de manera que lo que inspira a su chef son “los ingredientes, la cocina tradicional y el juego con los sentidos”. La Academia Argentina de Gastronomía ha valorado el trabajo de Nadia eligiendo su restaurante como mejor restaurante argentino en 2011.

restaurante_Haron_OF

Si bien la diversidad de ingredientes no es lo más destacado de la provincia de Mendoza, sí lo es “su calidad”, según la restauradora, quien asegura que la cocina mediterránea es fundamental en sus platos. “Hay que partir de que la Argentina tiene mucho de la cocina mediterránea”, sostiene Harón, que reconoce en platos como el “tomaticán” equivalencias al “pisto” español, aunque admite que la cocina argentina “no tiene muchísima variedad”.

[youtube]http://youtu.be/8owhTrvYwpg[/youtube]

“Con lo grande que es Argentina en superficie, no hay una diversidad tan marcada como en España. Hay empanadillas de norte a sur”, bromea. Sin embargo, la cocina argentina le ha dado más de una sorpresa, como el choclo (maíz), que ofrece infinidad de posibilidades, o la “gran calidad” de los asados de carne.

Fuentes: 1,

Esta entrada fue publicada en Gastronomía, Sentidos y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*