Restauración del Parque Natural de Cap de Creus. EMF-Martí Franch

[vimeo]http://vimeo.com/21037947[/vimeo]

Arquitectos del paisaje: estudio CEM: Martí Franch / Colaboradores: M. Batalla, Bianchi M., A. López, G. Batllori, Majer L., C. Gomes M. Solé, L. Ochoa, JL Campoy
Arquitectos: J / Ton Ardèvol ARDÉVOLS T SL / Colaboradores: Raúl López, Cristina Carmona.
Ubicación: Cap de Creus cabo, Cadaqués, Cataluña, España
Por encargo de: Parc Natural del Cap de Creus / Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino. Generalitat de Catalunya. Gestora de Runes de la Construcció, SA
Empresas de construcción: Tragsa, Control Demeter, Massachs Jardinería i Sant Narcís.
Superficie: 200 ha
Período de diseño: 2005-2007
Período de ejecución: 2009-2010
Fotógrafos: Martí Franch, Ardèvol Pau Esteve Bosch
Video por: ieLei – Producció Audiovisual

En 1961, en el extremo oriental de la península, en el cabo de Creus, uno de los rincones más  más expuestos de nuestra geografía, el Club Med construyó un centro de vacaciones privado. El proyecto de urbanización se considera como uno de los ejemplos más notorios de aberración arquitectónica en la costa mediterránea. Con el advenimiento de la democracia y el surgimiento de la conciencia ecológica, el Cap de Creus fue declarado Parque Natural en 1998. El cabo y su entorno fue clasificado con la cifra más alta de la protección de la tierra por sus altos valores geológicos y botánicos. En el verano de 2003 el Club Med cesó su actividad.

En el período, 2008-10, el Club Med fue “deconstruido”, su dinámica ecológica revivió y se  construyeron una red de caminos y miradores  para su redescubrimiento, convirtiéndose así en el mayor proyecto de restauración de la costa mediterránea  La obra refuerza los valores consustanciales del lugar, la diversidad de sus formaciones geológicas, la dureza y la desnudez de los afloramientos rocosos, la especialización de la vegetación nativa, el viento y la magnificencia del mar.

El proyecto de restauración establece cinco ejes de intervención:

  1. Extracción de la Flora Exótica Invasora (FEI). Mayoritariamente Carpobrotus edulis.
  2. Realizar un derribo mediante el sistema de la deconstrucción selectiva por ámbitos: 430 edificios, equivalente a 1,2 hectáreas de edificación y 6 ha. de la urbanización.
  3. Gestión y reciclaje de 100% de los residuos de la construcción, 45.000 m3, la reutilización “in situ” de la piedra de la zona de los vertederos, y el transporte de materiales cerámicos exteriores para obras civiles.
  4. Remodelar la orografía y drenajes naturales del territorio:  reactivación dinámica de los ecosistemas, rehacer la topografía del lugar y los sistemas de drenaje, para restablecer los flujos de sedimentos originales y los intercambios entre la tierra y el mar.
  5. Descubrimiento y valoración social. Incluye tres intervenciones principales:
  • Ordenación y jerarquización del viario: Vial principal, Vialidad 2aria, Vialidad 3aria “sin materialidad”, red de itinerarios circulares.
  • Red de miradores
  • Identificación de las rocas-animal. Tradicionalmente los pescadores y los niños habían identificado formaciones rocosas con nombres de animales para su orientación, Dalí también.

Vía: Landezine

Esta entrada fue publicada en Arquitectura, Paisajismo, Sentidos. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*