Semengate: En San Valentín ¿semen o chocolate?

Existen determinados temas en el ámbito científico que pueden causar polémicas desagradables para los propios cientíticos. Esto es lo que le ha ocurrido al presidente del Colegio Americano de Cirujanos Lazar Greenfield cuando hizo un comentario sobre los efectos antidepresivos del semen en las mujeres en un artículo el día de San Valentín.

Esperma_foto

En la edición de febrero de la revista Surgery News, el doctor Lazar Greenfield escribió algunas reflexiones en  un articulo dedicado al Día de San Valentín titulado “Sentimientos viscerales”. El artículo venía a comenzar con una reflexión sobre el día de San Valentín: “No hay duda que el día de San Valentín está dedicado al amor, pero si usted recuerda una intuición romántica cuando conoció a su pareja, podría tener una base fisiológica”. Greenfield procedió a examinar a continuación, los hábitos de apareamiento de las moscas de la fruta, de los rotíferos, etc.. En cada caso, el Dr. Greenfield se aseguró de hacer referencia a la literatura científica. Luego se volvió su atención a los seres humanos.

El Dr. Greenfield señaló los efectos terapéuticos de semen, citando la investigación de la revista Archives of Sexual Behavior, publicado en 2002 por Gordon Gallup. Su equipo encontró que las mujeres cuyas parejas no usaban condones estaban menos deprimidas. También encontraron que los síntomas depresivos e intentos de suicidio fueron más altas entre las mujeres que utilizan preservativos de forma habitual en comparación con aquellas que no lo hacían. Por otra parte, las mujeres que no usaron condonpasaron a ser las más deprimidas ya que se fueron sin tener sexo. Gallup sugirió que esto se debía a que el semen contiene estrógenos y las prostaglandinas, que se han relacionado con los niveles más bajos de la depresión, y la oxitocina, que promueve la vinculación social.

El estudio de Gallup incluía una advertencia importante: “Quiero dejar claro que no estamos abogando por que la gente se abstenga de usar condones y se exponga claramente a un embarazo no deseado o una enfermedad de transmisión sexual antes que compensen los efectos ventajosos psicológicos del esperma..”

Es de suponer que era la línea de cierre del artículo que provocó la polémica: ” Así que hay un vínculo más profundo entre hombres y mujeres de lo que San Valentín hubiera sospechado, y ahora sabemos que hay un mejor regalo que el chocolate para ese día”. Esta nota de humor no cayó nada bien en determinados sectores. Greenfield fue acusado de haber ofendido a muchos miembros de la American College of Surgeons y fue acusado de sexismo, y la revista recibió numerosas amenazas. Greenfield es una profesor de cirugía e jubilado, muy respetado en la Universidad de Michigan, donde ha destacado por tener “una reputación de apoyar a las mujeres en la cirugía” y es también el inventor del filtro de Greenfield, un dispositivo que previene los coágulos de sangre.

Frente a la conmoción que había causado, Greenfield se disculpó y renunció a su editorial de Surgery News. Hace dos semanas, la controversia sobre lo que se conoce como “” no había desaparecido, por lo que también renunció a su cargo la ACS después de enterarse de que su artículo había estimulado las amenazas de protestas de grupos de mujeres fuera de la asociación.

Greenfield comentó en Detroit Free Press: “Fui un miope al no prever la posibilidad de que mi comentario se malinterpretase… pensé que los nuevos hallazgos relacionados con el semen eran fascinantes, y la forma en que la naturaleza está tratando de promover un vínculo más fuerte entre hombres y mujeres. Me impresionó. Parecía como si fuera un regalo de la naturaleza. Este fue el motivo de mi alegre comentario . “

La semana pasada, su investigación vuelvió a ser noticia, Gallup escribió para Popular Science: “El plasma seminal ha evolucionado para controlar y manipular el sistema reproductor femenino, para trabajar por el interés del donante – el macho.” Sugirió que las posibles propiedades antidepresivas del semen que pueden promover la unión entre las parejas sexuales, han resultado ser una ventaja reproductiva del macho.

Preguntado sobre la controversia que los comentarios de Greenfield habían causado, Gallup ha comentado: “Creo que es una reacción exagerada trágica. El punto al que hemos llegado cuando empezamos a dejar que la agenda política dicte lo que la ciencia tiene que ver, es entonces cuando la ciencia deja de ser una empresa viable.”.

Visto en The Guardian

Para seguir la polémica: Huffingtonpost

Esta entrada fue publicada en Ciencia y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*