Rachel Sussman / Los organismos vivos más antiguos del mundo

Rachel Sussman / Los organismos vivos más antiguos del mundo

Los seres vivos más antiguos del mundo

 

The _Oldest_Living_Things_in_the_World

 

The Oldest Living Things in the World, (2014) (Los organismos vivos más antiguos del mundo) es un libro publicado por la fotógrafa norteamericana Rachel Sussman. Durante la última década, su proyecto comenzó en 2004, Rachel Sussman ha investigado, ha trabajado en colaboración con biólogos, y viajado por el mundo para encontrar y fotografiar los organismos vivos más antiguos del mundo. Dos criterios son los que deben cumplir estos organismos para convertirse en parte del proyecto de Sussman: deben de tener más de 2.000 años de antigüedad (una cifra arbitraria, dice ella) y el organismo debe haber vivido continuamente durante ese período. Hasta ahora ha fotografiado más de 20 formas de vida, desde arbustos y hongos depredadores a bacterias siberianas y corales en forma de cúpula que parecen cerebros gigantes. Sussman comenta que “El proyecto es en parte arte y en parte ciencia, al que hay que sumar un componente ambiental.” Recalca que su proyecto tiene un doble mensaje. En primer lugar, hay un aspecto humilde, existencial en el que la totalidad de la historia humana se siente empequeñecida por la longevidad de la vida que nos rodea. En segundo lugar es una advertencia respecto al medio ambiente. “Tenemos estos organismos que han perseverado en silencio durante una cantidad inconmensurable de tiempo, pero que ahora están en peligro”, cuenta en una entrevista al periodista Ian Simple.

Rachel Sussman ha trabajado en estrecha colaboración con los biólogos para la creación de su proyecto. Detrás de cada viaje existe una búsqueda exhaustiva en revistas académicas para identificar a aquellos científicos que estudian los organismos más antiguos. En la mayoría de los casos, se pone en contacto con ellos y concierta una visita con los científicos de campo.

La colección ofrece una perspectiva poco común de la vida en la Tierra. Algunos de los organismos que Sussman ha fotografiado son bastante extraños. Muchos estaban vivos en la edad de bronce. Otros se esforzaban por sobrevivir mucho antes de que los humanos modernos se pusieran a caminar y emigraron de África.

Estos son algunos de los organismos más longevos de nuestro planeta:

Sussman_jomansugi

JAPÓN: Cedro japonés: Jomon Sugi, localizado en la isla de Yakushima. Este árbol fue, en parte, el catalizador del proyecto. Estando de viaje en Japón, Sussman se enteró que este árbol tenía más de 2.180 años. Fue el primer ejemplar de su colección al que visitó y fotografió.

Sussman_Welwitschia
NAMIBIA: Welwitschia mirabilis Con 2000 años de edad, la welwitschia encontrada en el desierto de Namib-Naukluft es una conífera que produce sólo dos hojas en el curso de la vida – la más extensa del reino vegetal. Durante su larga vida, estas hojas son hechas jirones por las tormentas de arena y pasan a convertirse en una maraña de cintas.

Sussman_bacteria

SIBERIA: Actinobacteria de 500.000 años de edad, muy anterior a los seres humanos modernos; estas bacterias encarnan la filosofía existencial que subyace en el proyecto de Sussman, y la protección del medio ambiente de su trabajo. Este espécimen se había concentrado en el permafrost y lo conservaban en Copenhague, donde la fotografió. “Las actinobacterias siberianas tienen medio millón de años de antigüedad y viven en el permafrost. Si el permafrost se deshiela, los seres vivos más antiguos del planeta morirán.” comenta Rachel Sussman.

Sussman_coral

TRINIDAD-TOBAGO: Coral cerebro. Este coral cerebro de 6 metros de ancho vive frente a la costa de Speyside, en la costa este de Trinidad-Tobago, en el Caribe tiene 2.000 años de antigüedad. Para hacer la foto, Sussman tuvo que superar su miedo a las aguas abiertas, tomar clases de buceo y aprender a utilizar su cámara bajo el agua. El resultado es una foto rara de la vida marina única en los frágiles arrecifes de Tinidad-Tobago, uno de los ecosistemas más ricos del mundo. “Cuando lo vi, me quedé sin aliento, debido a su tamaño” responde Sussman.

Sussman_underground

SUDÁFRICA: Bosque Subterráneo (13.000 años). Los botánicos creen que este bosque subterráneo situado en Pretoria ha evolucionado para sobrevivir a los incendios forestales. Ta sólo es visible las puntas de las ramas que sobresalen del suelo. Pero debajo de la tierra es una masa de ramas y raíces. “Si el fuego le alcanza, sólo se queman las puntas“.

Sussman_spruce

SUECIA: Gran Picea. Este abeto, fotografiado por Sussman cerca de montaña Fulufjället en Suecia, tiene 9.500 años de antigüedad. Sobrevive en un paisaje dominado por líquenes, montañas peladas y valles con bosques densos y antiguos.

SussmanLlareta

CHILE: Planta Llareta-yareta. Alrededor de 3000-años de edad, parece musgo, pero es un arbusto que crece en el desierto de Atacama, en los Andes, a una altitud de 4.500 metros. Mide alrededor de 2,5-3m de diámetro, y habita en la superficie de cantos y piedras redondas y lisas. Esta planta se compone de una densa masa de miles de pequeñas ramas, cada una termina en un brote de pequeñas hojas verdes. Crece en matas bien densas, de modo de reducir pérdidas de calor, y muy cerca del suelo donde la temperatura del aire es de 1 o 2 ºC más alta.

Sussman_AntarcticMoss

ISLA ELEFANTE, ANTÁRTIDA. Musgo antártico. 5.500 años

Sussman_Posidonia

ISLAS BALEARES: Posidonia. En mayo de 2006 se halló en las cercanías de Formentera, un ejemplar de esta especie de 8 kilómetros de largo, que es la planta más grande conocida, y el mayor ser vivo sin considerar los hongos; su ritmo de crecimiento es de 2 centímetros por año y su edad se ha estimado en 100 000 años.

Os dejo este vídeo de TED en el que  Rachel Sussman presenta su proyecto:

Para ver más fotos y saber más de la autora, ésta es su Web: Rachel Sussman

Fotografías: © Rachel Sussman

Fuente: The Guardian

Invalid Displayed Gallery

Overview / Una nueva y renovadora percepción del mundo

Overview / Una nueva y renovadora percepción del mundo

 Overview: el efecto visión general

Los astronautas que han visto la Tierra desde el espacio a menudo han descrito el “Efecto de visión general“* (<<Overview effect>>) como una experiencia que transformó su perspectiva sobre el planeta, y el lugar de la humanidad en él. Overview es un cortometraje que explora este fenómeno a través de entrevistas con los astronautas que han estado en espacio. La experiencia común pasa por un sentimiento de admiración hacia el planeta, una profunda comprensión del ciclo de la vida y un renovado sentido de la responsabilidad por el cuidado del medio ambiente. Algunos experimentan esta experiencia como los poetas, describiendo el planeta como un “organismo vivo que respira”. Otros explican su angustia al ver la belleza del mundo desfigurado por la tala de los bosques, la erosión, y otros efectos destructivos de la humanidad. La película también cuenta con los puntos de vista de los filósofos sobre las implicaciones más amplias del efecto. “La belleza de ver a la Tierra como un panorama nos ayuda a entender que nosotros y las especies somos manifestaciones de algo más amplio.”

El documental está en inglés pero su calidad visual nos permite visualizarlo sin problemas. Merece la pena.

*El efecto de visión general se refiere a la experiencia de ver de primera mano la realidad de la Tierra en el espacio, que se entiende de inmediato al ser una pequeña y frágil esfera de la vida “que cuelga en el vacío”, protegida y alimentada por una atmósfera fina como el papel. Desde el espacio, los astronautas comentan que las fronteras nacionales desaparecen, los conflictos que dividen a las personas se vuelven menos importantes, y hablan de la necesidad de crear una sociedad planetaria con una voluntad unida para proteger este “punto azul pálido”.

El término y el concepto fue acuñado en 1987 por Frank Blanco , quien lo analiza en su libro The Overview Effect — Space Exploration and Human Evolution  (Houghton-Mifflin, 1987), (AIAA, 1998).

Ecologismo y transgénicos: una propuesta desde la izquierda

Ecologismo y transgénicos: una propuesta desde la izquierda

Quisiera aportar el siguiente texto que he leído últimamente y que responde a una polémica actual localizada en diferentes medios, internet incluída. El texto es de Juan Segovia y su reflexión le costó la desaparición de su texto en Mundo Obrero, lugar donde fue publicado originalmente.

ECOLOGISMO Y TRANSGÉNICOS: UNA PROPUESTA DESDE LA IZQUIERDA

“Parece haber una guerra abierta del movimiento ecologista en general y de los partidarios de la “agricultura ecológica” en particular contra una tecnología conocida como ingeniería genética, y más concretamente contra los organismos genéticamente modificados, los famosos transgénicos. Los enemigos de esta tecnología sostienen que dichos organismos son potencialmente peligrosos para el medio ambiente y el consumo humano y que su producción lleva al agricultor a perder control sobre sus productos en favor de multinacionales como Monsanto.

En cambio los defensores de los organismos genéticamente modificados (entre los que me encuentro) sostenemos que no hay estudios que demuestren la supuesta peligrosidad de estos organismos (lo que no quita que pueda haber algún estudio concreto de algún organismo concreto, en situaciones experimentales muy concretas). A esta falta de pruebas sobre la peligrosidad se suman las numerosas pruebas en sentido contrario, como la que apuntan que estos organismos pueden contribuir a mejorar el medio ambiente, ya sea gracias a la capacidad de algunos para resistir a las plagas (lo que conlleva un menor uso de pesticidas), la menor necesidad de agua para su producción en otros casos y un largo etcétera de mejoras que hacen que los cultivos sean más resistentes y productivos. A estas ventajas medioambientales se suman también otras para la salud humana. Un buen ejemplo de ello es el arroz dorado, que de ser producido en grandes cantidades podría evitar más de un millón de casos de ceguera al año por déficit de beta-carotenos en Asia, o el trigo sin gluten que recientemente se ha desarrollado en la Universidad de Córdoba. (más…)

Furoshiki: la tradición como alternativa ecológica

Furoshiki: la tradición como alternativa ecológica

Traditional_Japanese_wrapping_cloth,furoshiki,katori-city,japan

Furoshiki caja regalo Imagen: Wikipedia

El Furoshiki (風呂敷?)) es una tela cuadrangular tradicional de Japón, que es utilizada para envolver y transportar todo tipo de objetos, desde ropa y regalos hasta botellas de vidrio. Esta práctica tradicional japonesa es un embalaje ecológico, es reutilizable y puede ser utilizado para varias funcionaes. Su utilización evita el uso de bolsas de plástico y otros materiales similares para adornar los regalos. También pueden utilizarse extendidos sobre el suelo, los muebles, o incluso para decorar una habitación. Su versatilidad le permite envolver casi cualquier cosa, independientemente de su forma o tamaño usando técnicas similares al origami.

bolsos_Furoshiki

Bolsos Furoshiki Inagen: My Furoshiki

(más…)

Vídeo / Semillas de libertad

Gracias a Natalia ha llegado a mis manos este precioso y didáctico documental que nos muestra la historia de las semillas desde sus orígenes, dentro de los tradicionales sistemas  agrícolas, con una gran riqueza en diversidad de cultivos, y que en nuestros días han sido transformadas en un artículo de consumo de gran alcance que sirve para monopolizar el sistema mundial de alimentos.

El vídeo pone de relieve cómo la industria de semillas agrícolas, y genéticamente modificadas (GM) en particular, ha impactado en la enorme biodiversidad agrícola desarrollada por los agricultores y las comunidades de todo el mundo, desde los orígenes de la agricultura. Semillas de Libertad busca desafiar el mantra promovido por el lobby pro-GM de que la agricultura industrial a gran escala es el único medio por el cual podemos alimentar al mundo. Conociendo la historia de la semillas se pone de manifiesto cómo los intereses de las empresas han impulsado el control de las semillas con el fin de hacer un gran negocio y controlar del sistema alimentario mundial.

La dos  Guerras Mundiales que asolaron Europa en el siglo XX cambiarían la agricultura para siempre. Con estos conflictos comenzó la creación de nuevos productos a gran escala y con la llegada de la Paz, las empresas químicas necesitaban nuevos mercados para sus productos. Con pequeñas modificaciones, los explosivos y los agentes neurotóxicos se convirtieron en fertilizantes y pesticidas y la agronomía química llegó así a las tierras de todo el mundo… Y ahora necesitamos gran cantidad de productos químicos. Y la necesidad sigue creciendo: no acabará nunca.

El vídeo tiene una duración de 30 minutos pero merece la pena verlo. Producido por la Fundación Gaia y la Red de Biodiversidad de África. Más información en Seedsoffreedom.info

Fuente: gracias a Natalia

Sayaka Ganz / Esculturas de animales con objetos reciclados

Sayaka Ganz / Esculturas de animales con objetos reciclados

sayaka-ganz-fortune

Sayaka Ganz, Fortune

Sayaka Ganz es una escultora japonesa. Nació en Yokohama, Japón y creció viviendo en Japón, Brasil y Hong Kong, en la actualidad vive y trabaja en Fort Wayne, Indiana. Ganz mantiene una fuerte influencia japonesa en su trabajo, a pesar de que creció en varios países.  Criada en el shintoísmo japonés, fue educada en la creencia de que todos los objetos y organismos tienen espíritus, y los objetos que son desechados antes del final de su vida útil “lloran por la noche dentro del cubo de la basura”. Estas imágenes pervivieron en su memoria durante el resto de su vida, al igual que la constante necesidad de adaptarse a un nuevo entorno generó un fuerte deseo de integrarse y crear una vida en armonía. Ganz desarrolló su faceta artística, a la que infundió estas creencias, utilizando objetos domésticos reciclados y reclamando como medio para sus esculturas.  Sayuka Ganz cree que la fuerza del artista radica en su capacidad de mostrar lo hermosos que pueden ser estos materiales, y lo que se puede hacer con ellos.

“Yo sólo selecciono los objetos que han sido utilizados y desechados. La finalidad de cada objeto es trascender su origen integrándolo como forma orgánica ó animal vivo en movimiento. Para mí, como artista, este proceso de recuperación y regeneración es liberador. Construyendo estas esculturas me ayuda a entender las situaciones que me rodean. Me recuerda también que si hay un conflicto en este momento, también hay una solución en la que todas las piezas pueden coexistir pacíficamente. A través de mis esculturas transmito un mensaje de esperanza.”

sayaka-ganz-oceansong

Sayaka Ganz Ocean song

(más…)

Pin It on Pinterest