Diamonds nights, de Beth Moon / Árboles bajo las estrellas

Diamonds nights, de Beth Moon / Árboles bajo las estrellas

Aquila-Beth-Moon

Aquila

Diamonds nights: árboles bajo la luz de la Vía Láctea

Desde hace 15 años, la fotógrafa Beeth Moon recorre el mundo fotografiando árboles antiguos y contando su historia. Diamonds nights, es un trabajo que recoge una serie de fotografías realizadas en los salares de Makgadikgadi (en inglés: Makgadikgadi Pan), situados en la sabana seca del noreste de Botswana. En esta región, la autora nos muestra en su trabajo fotografías de Baobabs y Aloe dichotoma, tituladas posteriormente con los nombres de las constelaciones de los antiguos griegos y romanos. (más…)

Blue Lake / El lago con el agua más clara del mundo

Blue Lake / El lago con el agua más clara del mundo

worlds-clearest-lake-blue-lake-nelson-nz-1

El Lago Azul ó Blue Lake ( Rotomairewhenua en maorí ) es un pequeño lago situado en el Parque Nacional de los Lagos Nelson, al norte de los Alpes del Sur, en la región de Tamania de Nueva Zelanda. El Blue Lake ostenta el título del lago con el agua más clara del mundo.

Las pruebas científicas llevadas a cabo en 2011 por el Instituto Nacional del Agua e Investigación Atmosférica (NIWA) de Nueva Zelanda mostraron que el Blue Lake es el cuerpo natural de agua dulce más claro conocido por el hombre. De acuerdo con los resultados de la investigación de NIWA, la visibilidad del lago alcanza hasta los 80 metros, es decir, el agua del Lago Azul puede considerarse “ópticamente transparente”, alcanzando el nivel del agua destilada. Las mediciones de laboratorio muestran que el agua destilada posee una visibilidad de unos 80 metros. (más…)

Rachel Sussman / Los organismos vivos más antiguos del mundo

Rachel Sussman / Los organismos vivos más antiguos del mundo

Los seres vivos más antiguos del mundo

 

The _Oldest_Living_Things_in_the_World

 

The Oldest Living Things in the World, (2014) (Los organismos vivos más antiguos del mundo) es un libro publicado por la fotógrafa norteamericana Rachel Sussman. Durante la última década, su proyecto comenzó en 2004, Rachel Sussman ha investigado, ha trabajado en colaboración con biólogos, y viajado por el mundo para encontrar y fotografiar los organismos vivos más antiguos del mundo. Dos criterios son los que deben cumplir estos organismos para convertirse en parte del proyecto de Sussman: deben de tener más de 2.000 años de antigüedad (una cifra arbitraria, dice ella) y el organismo debe haber vivido continuamente durante ese período. Hasta ahora ha fotografiado más de 20 formas de vida, desde arbustos y hongos depredadores a bacterias siberianas y corales en forma de cúpula que parecen cerebros gigantes. Sussman comenta que “El proyecto es en parte arte y en parte ciencia, al que hay que sumar un componente ambiental.” Recalca que su proyecto tiene un doble mensaje. En primer lugar, hay un aspecto humilde, existencial en el que la totalidad de la historia humana se siente empequeñecida por la longevidad de la vida que nos rodea. En segundo lugar es una advertencia respecto al medio ambiente. “Tenemos estos organismos que han perseverado en silencio durante una cantidad inconmensurable de tiempo, pero que ahora están en peligro”, cuenta en una entrevista al periodista Ian Simple.

Rachel Sussman ha trabajado en estrecha colaboración con los biólogos para la creación de su proyecto. Detrás de cada viaje existe una búsqueda exhaustiva en revistas académicas para identificar a aquellos científicos que estudian los organismos más antiguos. En la mayoría de los casos, se pone en contacto con ellos y concierta una visita con los científicos de campo.

La colección ofrece una perspectiva poco común de la vida en la Tierra. Algunos de los organismos que Sussman ha fotografiado son bastante extraños. Muchos estaban vivos en la edad de bronce. Otros se esforzaban por sobrevivir mucho antes de que los humanos modernos se pusieran a caminar y emigraron de África.

Estos son algunos de los organismos más longevos de nuestro planeta:

Sussman_jomansugi

JAPÓN: Cedro japonés: Jomon Sugi, localizado en la isla de Yakushima. Este árbol fue, en parte, el catalizador del proyecto. Estando de viaje en Japón, Sussman se enteró que este árbol tenía más de 2.180 años. Fue el primer ejemplar de su colección al que visitó y fotografió.

Sussman_Welwitschia
NAMIBIA: Welwitschia mirabilis Con 2000 años de edad, la welwitschia encontrada en el desierto de Namib-Naukluft es una conífera que produce sólo dos hojas en el curso de la vida – la más extensa del reino vegetal. Durante su larga vida, estas hojas son hechas jirones por las tormentas de arena y pasan a convertirse en una maraña de cintas.

Sussman_bacteria

SIBERIA: Actinobacteria de 500.000 años de edad, muy anterior a los seres humanos modernos; estas bacterias encarnan la filosofía existencial que subyace en el proyecto de Sussman, y la protección del medio ambiente de su trabajo. Este espécimen se había concentrado en el permafrost y lo conservaban en Copenhague, donde la fotografió. “Las actinobacterias siberianas tienen medio millón de años de antigüedad y viven en el permafrost. Si el permafrost se deshiela, los seres vivos más antiguos del planeta morirán.” comenta Rachel Sussman.

Sussman_coral

TRINIDAD-TOBAGO: Coral cerebro. Este coral cerebro de 6 metros de ancho vive frente a la costa de Speyside, en la costa este de Trinidad-Tobago, en el Caribe tiene 2.000 años de antigüedad. Para hacer la foto, Sussman tuvo que superar su miedo a las aguas abiertas, tomar clases de buceo y aprender a utilizar su cámara bajo el agua. El resultado es una foto rara de la vida marina única en los frágiles arrecifes de Tinidad-Tobago, uno de los ecosistemas más ricos del mundo. “Cuando lo vi, me quedé sin aliento, debido a su tamaño” responde Sussman.

Sussman_underground

SUDÁFRICA: Bosque Subterráneo (13.000 años). Los botánicos creen que este bosque subterráneo situado en Pretoria ha evolucionado para sobrevivir a los incendios forestales. Ta sólo es visible las puntas de las ramas que sobresalen del suelo. Pero debajo de la tierra es una masa de ramas y raíces. “Si el fuego le alcanza, sólo se queman las puntas“.

Sussman_spruce

SUECIA: Gran Picea. Este abeto, fotografiado por Sussman cerca de montaña Fulufjället en Suecia, tiene 9.500 años de antigüedad. Sobrevive en un paisaje dominado por líquenes, montañas peladas y valles con bosques densos y antiguos.

SussmanLlareta

CHILE: Planta Llareta-yareta. Alrededor de 3000-años de edad, parece musgo, pero es un arbusto que crece en el desierto de Atacama, en los Andes, a una altitud de 4.500 metros. Mide alrededor de 2,5-3m de diámetro, y habita en la superficie de cantos y piedras redondas y lisas. Esta planta se compone de una densa masa de miles de pequeñas ramas, cada una termina en un brote de pequeñas hojas verdes. Crece en matas bien densas, de modo de reducir pérdidas de calor, y muy cerca del suelo donde la temperatura del aire es de 1 o 2 ºC más alta.

Sussman_AntarcticMoss

ISLA ELEFANTE, ANTÁRTIDA. Musgo antártico. 5.500 años

Sussman_Posidonia

ISLAS BALEARES: Posidonia. En mayo de 2006 se halló en las cercanías de Formentera, un ejemplar de esta especie de 8 kilómetros de largo, que es la planta más grande conocida, y el mayor ser vivo sin considerar los hongos; su ritmo de crecimiento es de 2 centímetros por año y su edad se ha estimado en 100 000 años.

Os dejo este vídeo de TED en el que  Rachel Sussman presenta su proyecto:

Para ver más fotos y saber más de la autora, ésta es su Web: Rachel Sussman

Fotografías: © Rachel Sussman

Fuente: The Guardian

Invalid Displayed Gallery

Flores / VídeoTimelapse

David de los Santos es un estudiante de ingeniería informática de Madrid y un gran aficionado a la fotografía de la naturaleza. Los alrededores de Jadraque (Guadalajara) es su principal estudio. Su principal afición es la técnica timelapse de naturaleza. Os dejo un ejemplo de timelapse de flores realizado por este joven fotógrafo. El vídeo está compuesto por unas 5.000 fotografías (Aunque tuvo que realizar unas 50.000 a lo largo de 9 meses) de diferentes tipos de flores: Lillium, hibiscus, clavelinas, orquídeas, dientes de león, lirios, margaritas, alstroemerias, peonías y nigella de damasco.

Podéis ver más ejemplos en su web: Daviddelossan.com

Ecologismo y transgénicos: una propuesta desde la izquierda

Ecologismo y transgénicos: una propuesta desde la izquierda

Quisiera aportar el siguiente texto que he leído últimamente y que responde a una polémica actual localizada en diferentes medios, internet incluída. El texto es de Juan Segovia y su reflexión le costó la desaparición de su texto en Mundo Obrero, lugar donde fue publicado originalmente.

ECOLOGISMO Y TRANSGÉNICOS: UNA PROPUESTA DESDE LA IZQUIERDA

“Parece haber una guerra abierta del movimiento ecologista en general y de los partidarios de la “agricultura ecológica” en particular contra una tecnología conocida como ingeniería genética, y más concretamente contra los organismos genéticamente modificados, los famosos transgénicos. Los enemigos de esta tecnología sostienen que dichos organismos son potencialmente peligrosos para el medio ambiente y el consumo humano y que su producción lleva al agricultor a perder control sobre sus productos en favor de multinacionales como Monsanto.

En cambio los defensores de los organismos genéticamente modificados (entre los que me encuentro) sostenemos que no hay estudios que demuestren la supuesta peligrosidad de estos organismos (lo que no quita que pueda haber algún estudio concreto de algún organismo concreto, en situaciones experimentales muy concretas). A esta falta de pruebas sobre la peligrosidad se suman las numerosas pruebas en sentido contrario, como la que apuntan que estos organismos pueden contribuir a mejorar el medio ambiente, ya sea gracias a la capacidad de algunos para resistir a las plagas (lo que conlleva un menor uso de pesticidas), la menor necesidad de agua para su producción en otros casos y un largo etcétera de mejoras que hacen que los cultivos sean más resistentes y productivos. A estas ventajas medioambientales se suman también otras para la salud humana. Un buen ejemplo de ello es el arroz dorado, que de ser producido en grandes cantidades podría evitar más de un millón de casos de ceguera al año por déficit de beta-carotenos en Asia, o el trigo sin gluten que recientemente se ha desarrollado en la Universidad de Córdoba. (más…)

Prision Boab / El árbol prisión

Prision Boab / El árbol prisión

Boab-Prison-Tree

A unos 6 km en pleno campo, medio escondido a uno de los lados de la carretera que lleva de Derby a Brome, se encuentra uno de los árboles más célebres de toda Australia. Hablamos del <<Prision Boab>>, un ejemplar de Adansonia gregorii, el baobab autóctono de Australia occidental, dotado de una enorme copa hueca de color marrón. Antaño sufrió innumerables agresiones en forma de graffitis, pero por fortuna hoy en día está resguardado por una valla de madera. A finales del siglo XIX éste árbol se utilizó como prisión para unos aborígenes que fueron hechos prisioneros tras ser acusados de robar cabezas de ganado en una tierra que ellos consideraban como suya; una vez atrapados fueron encadenados y conducidos hasta Derby. La víspera antes de la conclusión de tan dura marcha se les encerró en el interior del Prision Boab. Ésta es, al menos, la historia que se cuenta a la mayoría de los turistas australianos.

Los aborígenes tienen, sin embargo, una versión ligeramente diferente; a los padres o a los abuelos hechos prisioneros los encadenaron a la sombra del árbol, y no en su interior. Por otro lado, tan soberbio árbol tenía un carácter sagrado para los aborígenes, como de hecho sucede con la mayoría de los baobabs más antiguos, pues se habían utilizado como osario en el que se guardaban los huesos, y con ellos, los espíritus de sus antepasados.

Es posible, no obstante, reconciliar ambas historias. Los baobabs con el tronco hueco se utilizaron ciertamente como cárceles temporales en determinados casos, como por ejemplo de Wyndham. Pero al mismo tiempo estos extraordinarios árboles han ocupado desde siempre un papel central en la vida de las tribus aborígenes. Las decenas de miles de ejemplares que existen se hallan diseminados a lo largo y ancho de los más de 600 km del outback (interior) australiano. Nadie sabe a ciencia cierta cuántos años tienen pero no cabe duda de que los ejemplares más antiguos deben de sobrepasar con generosidad los mil años de edad. Se sabe de ejemplares que poseen un tronco de más de 24 m de circunferencia y en sus entrañas huecas han buscado resguardo generaciones y generaciones de aborígenes. Y es que estos impresionantes árboles han hecho de despensa, cabaña, lugar de reunión, centro religioso y, por qué no, tal vez incluso de prisión.

dinner-tree

El Dinner Tree, otro ejemplar de baobab australiano. Fotografía Flickr

Fuente: Thomas Pakenham: “Arboles excepcionales del mundo“, Blume, 2003

 

Pin It on Pinterest