Huerto hidropónico en un refugio subterráneo de la II Guerra Mundial

Huerto hidropónico en un refugio subterráneo de la II Guerra Mundial

Huerto hidropónico en un refugio subterráneo de la II Guerra Mundial

Un antiguo refugio antiaéreo de la Segunda Guerra Mundial ha sido transformado en un huerto subterráneo sostenible. El refugio, situado a 33 metros bajo tierra, fue diseñado originalmente para albergar y proteger la vida de casi 8.000 personas.  El espacio quedó abandonado durante cerca de 70 años hasta que los empresarios Richard Ballard y Steven Dring crearon Growing Underground y decidieron convertirlo en el primer huerto subterráneo del mundo .

huerto-subterraneo-hidroponico-londres-bandejas

Los largos túneles situados debajo del  barrio de Clapham están llenos de camas hidropónicas apiladas verticalmente. El huerto subterráneo está optimizado para la producción de cultivos como los brotes de guisantes, cilantro, hojas de mostaza, rúcula, rábanos y ajetes. También cultivan verduras de crecimiento corto, como berros, albahaca tailandesa y mizuna (Brassica rapa nipposinica). “Todo el sistema se ejecuta automáticamente, con un equipo ambiental que controla la iluminación, temperatura, nutrientes y el flujo de aire”. La explotación subterránea puede ofrecer buenos productos sin la utilización de la energía solar y con un consumo de un 70% menos de agua que las granjas convencionales, de ahí el nombre puesto por los creadores de la compañía, Zero Carbon Food, explica Steven Dring, co-fundador de la empresa tecnológica que asesora a Growing Underground.

Las verduras se recogen y embalan a mano en otra parte del túnel antes de su distribución a restaurantes, catering y minoristas bajo la marca Growing Underground. Se han asociado con la distribuidora de alimentos  Farmdrop y está en conversaciones con los supermercados Whole Foods.

huerto-subterraneo-hidroponico-londres-dibujo

Apoyo de Michel Roux

La puesta en marcha de la empresa cuenta con el apoyo del Chef Michel Roux, quien está entusiasmado por la perspectiva de la utilización de los productos de Growing Underground para sus restaurantes.  “Es fantástico estar involucrado en este ambicioso proyecto, para lo cual contamos con ambiciosos planes de crecimiento. Por encima de todo es fantástico producir productos tan frescos en el corazón de la ciudad más grande de Gran Bretaña.”, explica Roux .

Con la ayuda del Chef Michel Roux, la idea es asociarse con restaurantes locales para colocar los productos del huerto subterráneo en la mesa en menos de 4 horas. Una vez esté a pleno funcionamiento, se estima que el huerto subterráneo será capaz de producir entre 5.000-20,000 kg de cultivos anuales. El volumen de negocio estimado sería de 1,3 millones de libras.

huerto-subterraneo-hidroponico-londres-bandejas-cultivo

El cultivo de productos hortícolas en áreas urbanas está en auge ya que la demanda de alimentos aumenta en línea con la población creciente. “Tenemos que aprovechar los espacios que tenemos. Hay una cantidad finita de tierra y pueden cultivarse verduras para ensaladas y hierbas -son cultivos que empiezan a perder el sabor y la calidad tan pronto como se cosechan – en almacenes y techos de las ciudades cerca de los propios consumidores. Se puede usar la tierra rural para productos como las zanahorias, patatas y el ganado.” añade Dring.

Fuentes: Via Blomberg

Imagenes: @Growing Underground

Ecologismo y transgénicos: una propuesta desde la izquierda

Ecologismo y transgénicos: una propuesta desde la izquierda

Quisiera aportar el siguiente texto que he leído últimamente y que responde a una polémica actual localizada en diferentes medios, internet incluída. El texto es de Juan Segovia y su reflexión le costó la desaparición de su texto en Mundo Obrero, lugar donde fue publicado originalmente.

ECOLOGISMO Y TRANSGÉNICOS: UNA PROPUESTA DESDE LA IZQUIERDA

“Parece haber una guerra abierta del movimiento ecologista en general y de los partidarios de la “agricultura ecológica” en particular contra una tecnología conocida como ingeniería genética, y más concretamente contra los organismos genéticamente modificados, los famosos transgénicos. Los enemigos de esta tecnología sostienen que dichos organismos son potencialmente peligrosos para el medio ambiente y el consumo humano y que su producción lleva al agricultor a perder control sobre sus productos en favor de multinacionales como Monsanto.

En cambio los defensores de los organismos genéticamente modificados (entre los que me encuentro) sostenemos que no hay estudios que demuestren la supuesta peligrosidad de estos organismos (lo que no quita que pueda haber algún estudio concreto de algún organismo concreto, en situaciones experimentales muy concretas). A esta falta de pruebas sobre la peligrosidad se suman las numerosas pruebas en sentido contrario, como la que apuntan que estos organismos pueden contribuir a mejorar el medio ambiente, ya sea gracias a la capacidad de algunos para resistir a las plagas (lo que conlleva un menor uso de pesticidas), la menor necesidad de agua para su producción en otros casos y un largo etcétera de mejoras que hacen que los cultivos sean más resistentes y productivos. A estas ventajas medioambientales se suman también otras para la salud humana. Un buen ejemplo de ello es el arroz dorado, que de ser producido en grandes cantidades podría evitar más de un millón de casos de ceguera al año por déficit de beta-carotenos en Asia, o el trigo sin gluten que recientemente se ha desarrollado en la Universidad de Córdoba. (más…)

Vídeo / Semillas de libertad

Gracias a Natalia ha llegado a mis manos este precioso y didáctico documental que nos muestra la historia de las semillas desde sus orígenes, dentro de los tradicionales sistemas  agrícolas, con una gran riqueza en diversidad de cultivos, y que en nuestros días han sido transformadas en un artículo de consumo de gran alcance que sirve para monopolizar el sistema mundial de alimentos.

El vídeo pone de relieve cómo la industria de semillas agrícolas, y genéticamente modificadas (GM) en particular, ha impactado en la enorme biodiversidad agrícola desarrollada por los agricultores y las comunidades de todo el mundo, desde los orígenes de la agricultura. Semillas de Libertad busca desafiar el mantra promovido por el lobby pro-GM de que la agricultura industrial a gran escala es el único medio por el cual podemos alimentar al mundo. Conociendo la historia de la semillas se pone de manifiesto cómo los intereses de las empresas han impulsado el control de las semillas con el fin de hacer un gran negocio y controlar del sistema alimentario mundial.

La dos  Guerras Mundiales que asolaron Europa en el siglo XX cambiarían la agricultura para siempre. Con estos conflictos comenzó la creación de nuevos productos a gran escala y con la llegada de la Paz, las empresas químicas necesitaban nuevos mercados para sus productos. Con pequeñas modificaciones, los explosivos y los agentes neurotóxicos se convirtieron en fertilizantes y pesticidas y la agronomía química llegó así a las tierras de todo el mundo… Y ahora necesitamos gran cantidad de productos químicos. Y la necesidad sigue creciendo: no acabará nunca.

El vídeo tiene una duración de 30 minutos pero merece la pena verlo. Producido por la Fundación Gaia y la Red de Biodiversidad de África. Más información en Seedsoffreedom.info

Fuente: gracias a Natalia

Pin It on Pinterest