¿Pueden tener moral los animales?

¿Pueden tener moral los animales?

Si hay algo en lo que la mayoría de los filósofos y los científicos siempre han estado de acuerdo es el tema de la excepcionalidad de la moral humana: sólo los seres humanos son capaces de actuar moralmente. Sin embargo, parece ser que muchos animales poseen pautas morales, pueden sentir emociones como el amor, el dolor, la indignación y la empatía, según un nuevo libro: ¿Pueden tener moral los animales? (Oxford University Press, octubre de 2012). Su autor es Mark Rowlands, profesor de filosofía de la Universidad de Miami. Rowlands sugiere que los mamíferos sociales, tales como ratas, perros y chimpancés pueden elegir entre el bien y el mal. Y como tienen moral, tenemos obligaciones morales hacia ellos.

can-animals-be-moral

(más…)

Primeras imágenes de una Orca blanca descubierta en Kamchatka

Primeras imágenes de una Orca blanca descubierta en Kamchatka

Una orca blanca (Orcinus orca)  adulta ha sido descubierta por científicos rusos cerca de la costa de Kamchatka, en el este de Rusia. El cetáceo, que ha sido bautizado con el nombre de Iceberg, es completamente blanco, en lugar de tener partes de su cuerpo oscuras, como es lo normal. Se trata de un macho, cuya aleta mide dos metros de altura y que tendría 16 años, “aunque algunos detalles apuntan a que podría ser un poco mayor”, señaló el responsable de la expedición, Eric Hoyt, a la cadena BBC.

orca-blanca-iceberg-2

(más…)

Charles Darwin y el Gourmet Club

Charles Darwin y el Gourmet Club

charles-darwin-the.glotton-club

Últimamente se está hablando mucho de una vieja historia, tal vez no muy conocida pero en absoluto novedosa, sobre los gustos culinarios de Charles Darwin. Resulta que al padre de la Teoría de la Evolución por Selección Natural le gustaba comer toda clase de animales.

Esta historia tiene una   parte de biografía y otra parte apócrifa. Según lo que se sabe, Darwin perteneció en su juventud al Gourmet Club (más conocida como “The Glutton Club”, el “club de glotones”), una sociedad gastronómica que tenía por objetivo cocinar y ofrecer a sus miembros al menos un ejemplar de cada animal que existiese, o en sus palabras “degustar todos y cada uno de los pájaros y bestias que han sido conocidos por el paladar humano”. Fue miembro de dicho club y entre los platos que degustaron aquellos ilustrados ingleses estaban el halcón y el avetoro (un tipo de garza). Darwin abandonó aquel grupo tras degustar un búho, cuyo sabor describió como “indescriptible” y que le provocó una tortuosa digestión. Otros miembros del Club fueron: Whitley, quien llegó a ser canónigo honorario de la catedral de Durham, Heaviside quien se convirtió en canónigo de Norwich; Lovett Cameron, más tarde vicario de Shoreham, y Watkins, el  futuro archidiácono de York. (más…)

Pin It on Pinterest