Erasmus Darwin: la semilla que germinó en su nieto

Erasmus Darwin: la semilla que germinó en su nieto

Erasmus Darwin: un hombre del Renacimiento

La primera vez que oía hablar de Erasmus Darwin fue hace muchos años, durante la presentación de una tesis doctoral sobre la pintura de paisaje inglesa en los siglos XVIII y XIX. Un amigo del doctorando me comentó que Erasmus Darwin, el abuelo de Darwin, fue el primero en explicar cómo se forman las nubes, y describir los frentes fríos y calientes, y su influencia en el clima, también fue el primero en defender el trazado de mapas del tiempo. Erasmus Darwin hace referencia al mecanismo de formación de las nubes en una carta de 1784 a Josiah Wedgwood, en lo que equivale a una descripción de la ley universal de la expansión adiabática de los gases. Según historiadores de la ciencia, sus descripciones de las capas superiores de la atmósfera no fueron superados hasta la década de 1950. Por cierto, que en la familia Darwin, abundan las mentes despiertas, pues Francis Galton, nieto de Erasmus y primo de Charles quien elaboró el primer mapa del tiempo en The Times (1 de abril de 1875, que muestra el tiempo desde el día anterior, 31 de marzo), ahora una característica estándar en los periódicos de todo el mundo.

JOSEPH-WRIGHT-OF-DERBY-ERASMUS-DARWIN-1

Pero mayor sorpresa me causó fue saber que Erasmus Darwin se anticipó a su nieto Charles al sentar las bases teóricas de la teoría de la evolución. Erasmus Darwin esbozó, por primera vez, una teoría de la evolución basada en la conjetura de que todos los seres vivos descienden, en última instancia, de un solo antepasado microscópico proveniente del mar. Ideas que quedaron plasmadas en dos de sus libros: “El Jardín Botánico” y  “Zoonomía” , sobre los que se tiene constancia que Charles leyó y dejó anotaciones en sus márgenes en algún momento después de su regreso del viaje en el  “Beagle“, pero antes de la publicación de “El Origen de las Especies“. (más…)

Pin It on Pinterest