Gordailu
Arquitectos: Pedro Astigarraga y José León Lasarte
Localización: Irún, Guipúzcoa
Cliente: Diputación Foral de Guipúzcoa
Constructor: Amenábar
Organización Colecciones: Albayalde
Mobiliario: Eun
Area: 9.116 m/2
Presupuesto: 16 millones €
Año construcción: 2011
Imágenes: ©Astigarraga y Lasarte, Jonathan Chanca

La Diputación Foral de Gipuzkoa ha impulsado la creación de una nueva infraestructura cultural: el Centro de Patrimonio Cultural Mueble de Gipuzkoa, denominado Gordailu (palabra en euskera cuyo significado es “depósito”). Este Centro tendrá como misión la gestión integral del patrimonio cultural mueble del territorio, partiendo de un núcleo central, el depósito in situ de colecciones de distinta titularidad. Estas son:

  • Colección del Museo San Telmo, perteneciente al Ayuntamiento de Donostia
  • San Sebastián. Comprende bienes de arqueología, bellas artes, etnografía e historia (12.840 piezas aprox.). Actualmente el museo se encuentra en un periodo de renovación y ampliación, y Gordailu permitirá la liberación de espacios anteriormente dedicados a almacenaje para nuevos usos de exposición u otras disposiciones museológicas.
  • Posibilidad de incorporación del Depósito Arqueológico de Gipuzkoa, con material principalmente cerámico, lítico y orgánico, gestionado por el Gobierno Vasco.
  • Los depósitos estarán abiertos al almacenaje de otros bienes culturales muebles, pertenecientes a colecciones públicas o privadas de interés cultural del entorno. Este es el caso la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Guipúzcoa y San Sebastián “KUTXA” que utilizará esta infraestructura como depósito de sus colecciones.

GORDAILUA-Astigarraga-Lasarte-Arquitectos

Gordailu es una construcción puntera tanto dese el punto de vista de su organización, de la estética así como de las medidas que utilizará para el ahorro energético. El área que ocupa el edificio construido es  de 9.116 m/2, divididos en tres plantas:

  • Planta semisótano destinada a carga y descarga, depósito y talleres de restauración. El taller principal de restauración del Departamento, así como el de restauración arqueológica se situarán en esta planta.
  • Planta baja, con oficinas y zonas para visitantes. Será la zona abierta al público, se situarán el área polivalente, el centro de documentación, el espacio dedicado a actividades didácticas así como el área para los profesionales. En el espacio polivalente se realizarán exposiciones temporales de las piezas quealbergue el centro.
  • Planta alta destinada al depósito arqueológico y paleontológico, además de a otras colecciones.

Gordailu

55.000 piezas integrarán inicialmente el fondo: 23.281 de los dondos etnográficos de la Diputación, 1.604 de su colección de arte, 26.371 del Museo de San Telmo y 5.557 del Museo Naval.

Ahorro energético

El nuevo Centro de Patrimonio Cultural Mueble, también quiere ser referente en torno al ahorro energético y la sostenibilidad, un objetivo en el que se ha trabajado junto con el EVE. Contará con una huerta solar fotovoltaaica en la cubierta y un sistema de captación geotérmica para la climatización del edificio.

La instalación de este novedoso sistema de climatización de geo-intercambio que aprovecha la energía contenida en la tierra permitirá captar del subsuelo del inmueble una gran parte de la energía que se necesitará para la climatización del edificio Gordailua. Así, de forma limpia, se obtendrá un 80% de la energía necesaria con un ahorro estimado de 42.000 € anuales en la factura energética. Este sistema de intercambio geotérmico se basa en 48 sondeos de 125 metros que, a través de 15 kilómetros de tubería, aprovechan la inagotable energía del subsuelo.

En la cubierta se habilitará un ‘huerto solar’ cuyas placas generarán más de 50.000 kW/h al año. Su venta a la red proporcionará más de 25.000 euros.

Gordailu

«Será un edificio que, además de albergar el patrimonio mueble de Gipuzkoa, tendrá un valor simbólico», decía Lasarte en julio de 2009, cuando se puso la primera piedra de un edificio que impresiona por sus dimensiones y su aspecto severo.

José León Lasarte subrayó el simbolismo de la propia construcción: un bunker de hormigón envuelto por una estructura metálica que parece una gigantesca jaula. Y en el interior de esa jaula se conservarán las piezas que constituyen el patrimonio artístico, etnográfico, paleontológico y arqueológico de Gipuzkoa.

 

Pin It on Pinterest