Los Strandbeests de Theo Jansen evolucionan

es un artista holandés que trabaja desde hace más de 20 años tratando de crear  “nuevas formas de vida”, a las que él llama , “animales de playa“, complejos mecanismos fabricados con tubos de PVC y que gracias a la acción del viento, son capaces de caminar por las playas, almacenar aire a presión en sus “pulmones” o incluso ¡tomar agua! Jansen las considera formas de vida, y su sueño es que algún día puedan subsistir por siempre, recorriendo las playas del mundo. Nos divierte el hecho de verlos como se escabullen por la playa igual que enormes insectos prehistóricos.

Jansen se ha referido frecuentemente a su código genético y su capacidad de reproducirse. Su objetivo final es que sean completamente autónomos, que vivan por su cuenta en las playas de Holanda. Como se muestra en el vídeo de TED del principio de la página, en realidad sus criaturas están en constante evolución.

Theo_Jansen_Strandbeests_animales_de_playa

Estos “animales de playa”, fabricados enteramente con materiales ordinarios, tienen ahora lo que Jansen llama “un cerebro simple”. Susceptibles al ahogamiento, la “nueva generación” de Standbeests almacenan la energía eólica en botellas de limonada que acompañan a los tubos de su extremidades de modo que pueden huir lejos del agua cuando la marea suba. Jansen también ha creado sensores en los tentáculos de sus animales que les permiten “sentir “cuando están a punto de entrar en el agua, de modo que automáticamente van en dirección opuesta, hacia la seguridad de las dunas.

¿Cómo fue la evolución de los animales de playa? “De alguna manera, se repitió la historia de la naturaleza“, explicó su creador. Y agregó: “Yo no busqué músculos, pero éstos surgieron porque son muy útiles cuando se trata de sobrevivir en la playa. En principio, un músculo es algo que se contrae y se dilata según la necesidad del movimiento”. Jansen describió los “músculos” en los animales de playa como “bombas que se llenan con aire comprimido, impulsado por medio de alas a través de botellas de limonada”.

“Las alas, a su vez, son movidas por el viento”, continuó el artista. “Las que controlan la necesidad de que los músculos se muevan son las ‘células nerviosas’, unos interruptores también hechos con tubos de PVC”. Y concluyó que “esas ‘células nerviosas’ son las que permiten desarrollar un ‘cerebro'”. En efecto, proveer de un “cerebro” a sus criaturas es el próximo paso que el holandés se propuso.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=SxLWEzMGjHc[/youtube]

La serie de “animales de playa” incluye varias especies, que él llamó con “nombres científicos” y cuyo andar se puede apreciar a través de You Tube: el Rinoceros Transport, el Geneticus Ondula, el Currens Ventosa, entre otros videos en los que también se aprecia el trabajo de su creador.

La evolución de los animales es remarcable no sólo en la visión de Jansen por el empleo audaz de materiales de uso cotidiano y sus herramientas. Esto nos recuerda que las formas de un proceso artístico (o cualquier otro proceso) imitan al ciclo de la vida. El primer paso es dar a luz a la creación y poco a poco ésta adquiere una vida propia, se convierte en algo más grande, como su creador, y se abre camino en el mundo sobre sus propias patas. Es Theo Jansen un artista curioso, lo encasillan como escultor cinético, por la obvidad de sus trabajos; sin embargo este hombre trabaja con disciplinas técnicas como son la ingeniería mecánica, la biomecánica o la biotecnología, lo cual nos da una buena perspectiva sobre sus capacidades.

Aquí podemos ver un documental de la BBC sobre Theo Jansen

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=HSKyHmjyrkA&feature=player_embedded [/youtube]

 

Para saber más, en la Página Web del autor: www.strandbeest.com

¿Cómo fue la evolución de los animales de playa? “De alguna manera, se repitió la historia de la naturaleza“, explicó su creador. Y agregó: “Yo no busqué músculos, pero éstos surgieron porque son muy útiles cuando se trata de sobrevivir en la playa. En principio, un músculo es algo que se contrae y se dilata según la necesidad del movimiento”. Jansen describió los “músculos” en los animales de playa como “bombas que se llenan con aire comprimido, impulsado por medio de alas a través de botellas de limonada”. 

“Las alas, a su vez, son movidas por el viento”, continuó el artista. “Las que controlan la necesidad de que los músculos se muevan son las ‘células nerviosas’, unos interruptores también hechos con tubos de PVC”. Y concluyó que “esas ‘células nerviosas’ son las que permiten desarrollar un ‘cerebro'”. En efecto, proveer de un “cerebro” a sus criaturas es el próximo paso que el holandés se propuso.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Esta entrada fue publicada en Arte, Escultura, Tecnología y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Los Strandbeests de Theo Jansen evolucionan

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Fran dijo:

    que guapo no tengo palabras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*